Seleccionar página

El 18 de noviembre de 2012 será recordado por la historia de los derbis sevillanos por una de las mayores humillaciones recibidas por el Betis, con un resultado de 5-1 que pudo ser más. En un momento de rabieta, con esta viñeta pretendí plasmar la calidad del juego y el esfuerzo del Betis en dicho partido. Sobran las palabras.